Miró Hotel

El primer hotel-boutique de Bilbao nace según el estilo inconfundible de Antonio Miró para responder a un nuevo concepto de hotel urbano con una arquitectura y un diseño de interiores particulares, combinados con funcionalidad y servicio personalizado.

Su concepción es fruto del trabajo conjunto del diseñador con la arquitecto Carmen Abad y la interiorista Pilar Líbano, que han cuidado hasta el mínimo detalle utilizando materiales nobles, mobiliario de diseño propio, acabados de alta calidad, así como las más avanzadas tecnologías. El edificio, que había sido un hospital hasta la década de los 60, se ha rehabilitado íntegramente para que sus huéspedes puedan disfrutar de las espléndidas vistas hacia el Museo Guggenheim y el nuevo Bilbao. Con ese propósito se ha concebido la fachada principal, compuesta por un muro cortina realizado con la serie MX que incorpora ventanas de hoja oculta de la serie N'Epure.

El proyecto planteaba la necesidad de destacar las tramas horizontales y verticales: para lograr tal efecto se extrusionó expresamente una tapeta de 50 mm de profundidad. En la fachada también se han utilizado dos esquineros a 90º, uno de ellos realizado con dos perfiles de muro cortina y el otro con marcos de la serie N'Epure a testa, con lo que se consigue que los módulos centrales entre los perfiles de MX queden equidistantes. El acristalamiento se realizó con vidrios laminares y con diferentes butilos en mateado y transparente.


 Obra:  Miró Hotel de Bilbao
 Arquitecto:  Carmen Abad
 Ingeniería:  Lantec
 Promotor:  Unileasing
 Constructora:  Lomsa
 Carpintería
 de Aluminio:
 Technal
 Instalador:  Tuxolan SAL
 Soluciones
 Technal
 utilizadas:
 Muro cortina MX y ventana N'Epure