Clínica Quirón, Madrid

Ubicado en una zona de amplio desarrollo urbanístico de Madrid como es Pozuelo de Alarcón, el nuevo Hospital Quirón se erige como un edificio que escapa de la arquitectura hospitalaria tradicional. Albert de Pineda ha proyectado un edificio alejado de las grandes construcciones verticales para dar paso a un hospital equilibrado con el paisaje y su entorno, flexible ante futuras ampliaciones y mucho más confortable para los usuarios, tanto a nivel estético como funcional. Además, se ha buscado una imagen del edificio clara y que sea fácilmente identificable, donde destaca, por ejemplo, el esquema de malla bidireccional con el que se ha trabajado, protagonista absoluta de la fachada principal. Así, la tipología de edificio proyectado dista mucho del edificio con carácter de práctica médica para convertirse en un hospital con fuerte carácter social y asistencial, más amable y cercano, a pesar de sus 53.000 m2.

La propuesta arquitectónica pretende conseguir un entendimiento directo y fácil de la organización del edificio por parte de los usuarios, de manera que éstos puedan orientarse en todo momento. Para cumplir con estos objetivos, la orientación y ubicación de las áreas de trabajo y de descanso de los pacientes han sido claves. Además, el predominio de las relaciones horizontales frente a las verticales, la ordenación de las plantas pautadas por la presencia secuencial de los patios-jardín interiores, posibilita esta facilidad de comprensión de los espacios y su topología. En la fachada norte se ha colocado como pantalla acústica la zona de uso más denso y de mayor intensidad como son los quirófanos, la UCI o urgencias. En la fachada sur, dado las buenas condiciones de asoleo, menor impacto acústico y mejor paisaje, se han creado las unidades de hospitalización. Es, en definitiva, un edifico planteado como un gradiente de intensidad de uso.

Materiales y espacios confortables
La luz es la protagonista de un espacio en el que se han creado ambientes amables y naturales mediante el uso de vegetación y materiales nobles. Se ha cuidado especialmente la altura de los techos y la amplitud de los espacios para crear un hospital arquitectónicamente al servicio de los usuarios. Maderas de distintos tipos y tonalidades, áreas en las que, dependiendo de la hora del día, la luz natural crea distintos ambientes, espacios delimitados por grandes cristaleras que mezclan diversas atmósferas... son algunas de las estrategias adoptadas para garantizar el confort de los pacientes del hospital y el de sus familiares. Confort como el que proporcionan cerramientos Technal colocados. Para la fachada norte, la más expuesta a la contaminación acústica y con peores condiciones de asoleo se ha utilizado la ventana de la serie Epure. Ésta cuenta con una reducida superficie de aluminio visto gracias a su hoja oculta permitiendo generar huecos de mayor espacio acristalado, un aspecto importante considerando las reducidas dimensiones de las aperturas de esta fachada. En el resto de fachadas los huecos se han cerrado con ventanas Unicity y de la serie Topaz FB. Otra de las carpinterías utilizadas ha sido el muro cortina MC Plus de Technal para espacio como el vestíbulo de la entrada. Finalmente, y para respetar uno de los principales objetivos del proyecto, el de concebir un espacio agradable y cercano en la zona de descanso de los enfermos, se han proyectado grandes aberturas en cada una de las habitaciones. Éstas se han cerrado con correderas de la gama Saphir GXi que, gracias a sus óptimas prestaciones térmicas, ya que incorporan Rotura del Puente Térmico, y acústicas, garantizan ambientes óptimos y confortables para los pacientes.


 Obra:  Hospital Quirón
 Arquitectos:  Albert de Pineda
 Promotor:  G.H.Q. Inmuebles, Instalaciones y Equipos S.L.
 Carpinteria
 Aluminio:
 Technal
 Industrial:  Martifer CNES. Met. España S.A.
 Soluciones
 Technal
 utilizadas:
 Ventanas N'Epure, Unicity y Topaz FB, correderas GXi y muro cortina MX Contratapa Continua