Nuevos Juzgados de Almagro

Declarada Conjunto Histórico Artístico en 1972, Almagro es hoy una ciudad de cerca de diez mil habitantes, con significativas edificaciones históricas y tradicionales, como iglesias, museos, patios, claustros, el Corral de Comedias, etc.

Desde un principio, los arquitectos Patricia Muñiz y Luciano González (estudio mmasa) plantearon un edificio que tendría de adaptarse al entorno, manteniendo algunos de los rasgos característicos de la ciudad, sin perder su papel como referente público, administrativo y configurador del espacio circundante. Su situación, enfrentado al Parador y formando esquina con el Paseo Viejo de la Florida y la calle Granátula, confiere al edificio una condición de pequeño icono que combina respeto e innovación.

Los tres juzgados y las dependencias adjuntas se distribuyen en dos plantas sobre rasante y una planta sótano en la mitad de su superficie. Pese a la complicada geometría de la parcela para un edificio de estas características, se ha situado en el interior del mismo un patio abierto a modo de  pulmón de las dos plantas que lo conforman. Éste tiene las funciones de mejorar las condiciones ambientales de las estancias, protegiéndolas de las duras temperaturas durante muchos meses a la par que permite el entendimiento global del edificio.

Volumétricamente, el edificio se define por la altura máxima permitida y el retranqueo del mismo en la parte posterior de la parcela que hace posible el acceso de los furgones policiales, diferenciando de esta manera los accesos públicos, de la entrada de detenidos. Asimismo, el patio generado se prolonga hacia la planta sótano lo que permite inyectar de luz natural las estancias de esta planta y facilitar el acceso a las instalaciones del edificio. Para ello se ha empleado el muro cortina Artio de Alumafel-Technal.

El interior de los Juzgados se dota, gracias al patio interior, de gran cantidad de iluminación natural mitigada con las sombras de un pequeño soportal en las fachadas; mientras, en paralelo, se solucionan las circulaciones y esperas buscando la intimidad desde el exterior y la conexión visual directa desde cualquier punto en el interior.

La disposición de todas las estancias hacia el exterior establece, por un lado, un ritmo de fachada muy constante y, por otro, la necesidad de la diversidad de huecos que dependen de los usos. De esta manera, la fachada se configura en función de tres dimensiones que permiten la distribución de iluminación y vistas deseada, manteniendo una continuidad a lo largo de todo el alzado. Esta dimensión de huecos variable contribuye a evitar también la excesiva monotonía de una fachada con una longitud de casi cien metros.

Todas las ventanas, incluido el muro cortina del patio interior, están protegidas con lamas. Partiendo de una reinterpretación de la reja manchega, estos elementos de forja actúan como sistema de seguridad al tiempo que sirven de controladores de la luz solar. El material predominante en la fachada del edificio es la piedra de Valdepeñas. La elección de esta caliza viene determinada por su uso habitual en la zona y su variedad cromática en la misma pieza, puesto que la aparición de materiales férricos en su superficie le infiere el color rojizo deseado.

Se trata, por tanto, de un edificio que, fundamentalmente, resuelve una situación de borde en la trama urbana y da respuesta a un uso funcional específico. Esta actitud discreta al exterior se contrapone a un interior más dinámico donde, a pesar de las referencias a la arquitectura tradicional manchega, se incorporan elementos formales que reflejan la contemporaneidad del edificio.

 

Obra: Nuevos Juzgados de Almagro
Arquitectos: Patricia Muñiz Núñez + Luciano González Alfaya (estudio mmasa)  
Colaboración Proyecto y Dirección de Obra: Cesar Escudero González
Dirección de Ejecución y Coordinación de Seguridad y Salud: José Luis Serrano Cantó
Asistencia Técnica: Carmelo Freire Beiro [obradoiro enxeñeiros]
Promotor: Ministerio de Justicia
Constructora: Copcisa s.a.
Carpintería de aluminio: Alumafel-Technal
Soluciones Alumafel-Technal empleadas: ventanas de hoja oculta Óptica y muro cortina Artio
Industrial instalador: Rabadán Sistemas Técnicos del Aluminio
Fotografías: Santos-Díez/BiSimages