Casa Basalto en Olot, unión entre materia y luz con Technal


Casa Basalto en Olot, unión entre materia y luz con Technal


Esta vivienda de nueva planta proyectada por el taller de arquitectura y diseño Ventura Llimona, se sitúa en una parcela a dos niveles en pleno Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. Sus vistas son extraordinarias ya que desde ella se divisan algunos volcanes urbanos de la ciudad de Olot, los parajes de la Moixina o la conocida y emblemática Fageda d’en Jordà.
Conceptualmente el proyecto se ha concebido como un bloque de basalto que emerge del suelo, haciendo alusión, tanto en fachada cómo en cubierta y pavimentos, al origen del material volcánico que rodea la parcela. Se enfatizan mediante cambios cromáticos las combinaciones de llenos y vacíos, de dureza y ligereza.
La oscuridad y sensación de hermetismo del hormigón predominante en las columnas basálticas se contradice en la formalización de los espacios interiores que buscan captar la máxima iluminación así cómo maximizar las vistas y relación interior-exterior con los paisajes que nos regala su ubicación.
La fachada de gran dureza compuesta por hormigón prefabricado hecho a medida comparte protagonismo con aperturas conceptuales de líneas puras. Para conseguir este minimalismo en las ventanas, las carpinterías y guías de persiana se esconden. Para evitar que las carpinterías tengan presencia en la fachada se ideó un sistema para ocultar las hojas exteriores a partir de pre marcos perimetrales especiales con las carpinterías practicables de hoja oculta SOLEAL 55 y correderas GALENE de Technal. De esta manera aparece el agujero como obertura, solamente de cristal. En el interior su simplicidad nos enmarca el exterior y atrae las vistas al interior.

Obra: Casa Basalto
Ubicación: Olot, Girona
Despacho de arquitectura: VENTURA LLIMONA taller d’arquitectura i Disseny SLP
Constructor: Promocon JIDT S.L.
Industrial instalador: Plantalech S.L.
Soluciones: Carpinterías practicables de hoja oculta SOLEAL 55 con rotura de puente térmico y correderas GALENE.
Fotografía: Marc Torra