Una original vivienda ecuestre, con cerramientos Technal

La ampliación de la Hípica “La Llena”, obra de los arquitectos Vicente Sarrablo y Jaume Colom, tenía como principal objetivo la construcción de una vivienda unifamiliar sobre unas cuadras. Los elementos con los que se ha trabajado han sido el establo ‐ubicado en la parte inferior‐ el pajar y una estructura metálica con cubierta de tejas a dos aguas que protege el conjunto.  El hecho de apoyarse sobre las cuadras existentes en lugar de seleccionar un emplazamiento cercano ha permitido realizar ahorros importantes en partidas como la cimentación o la estructura, ya que gran parte de la madera que configuraba el antiguo cerramiento del pajar ha podido ser reutilizada. “La intervención propone potenciar también una gran terraza cubierta a sur que comporta unos voladizos en el lado norte para cumplir el programa requerido” destaca el arquitecto. Se han empleado también paneles de madera contraplacada tanto para los tabiques y muros de carga como para la cubierta curva, cuyos contrachapados eran de pequeño espesor para que se pudieran curvar en obra. La envolvente exterior de los muros reutiliza la madera del autoclave que cerraba el pajar, mientras en los interiores se mantiene el acabado de madera industrial visto, aplicando tan sólo un barniz transparente para los techos y una pintura decapada para los paramentos verticales.

Originales aberturas acristaladas realizadas con Technal 

Los elementos geométricos están rematados por grandes aberturas acristaladas proyectadas para dar el contrapunto de modernidad al entorno rural en el que se encuentra el proyecto. La dimensión y pureza de líneas de las correderas SOLEAL, especialmente indicadas para soportar grandes pesos y crear grandes paños acristalados, completan el diseño de esta nueva construcción. Permite la realización de grandes dimensiones, de hasta 200 kg por hoja, para conseguir mayor aporte solar. 

Además, los grandes ventanales han permitido potenciar las vistas al picadero desde el interior y su color se ha ajustado perfectamente a las tonalidades del entorno. Para los huecos practicables, se han empleado ventanas de la misma serie, armonizando así el conjunto. 

La obra ha sido merecedora del Palmarés Architecture Aluminium Technal 2015 en la categoría Descubrir “por la potente estratificación de usos de la edificación, empleando la cubierta volada como elemento integrador”. El jurado también ha destacado el “interesante uso de materiales duraderos, locales y de muy fácil mantenimiento”.

Obra: Vicente Sarrablo y Jaume Colom
Constructora: Fupicsa 
Industrial instalador Aluminier Technal: Taller Cañadas 
Soluciones Technal: ventanas practicables SOLEAL y correderas SOLEAL  
Fotografía:  José Hevia