“Our House”, un proyecto de raíces y esencias, realizado con Technal

“Hacer una casa para uno mismo es una ilusión y un reto inmenso a la vez. El tiempo, ayuda a destilar las mejores esencias, ayuda, en definitiva, a prescindir de lo superficial. El interés por la cultura mediterránea tradicional y la sabiduría popular, la apuesta por una arquitectura abstracta e intemporal y el pensamiento sobre la sostenibilidad de una manera muy profunda son las semillas que estimulan la formalización del proyecto”. Así define el arquitecto Ricard Turon, su proyecto, su vivienda, su hábitat.

Esta singular vivienda cuenta con una planta de 108 m2 y apuesta por ganar más a base de estar en contacto permanente con el exterior a través de grandes huecos. Para emmarcarlos, se han utilizado ventanas practicables, realizadas con sistemas Saphir de Technal, y grandes sistemas correderos como Galene, que además de tener un comportamiento térmico excelente ofrece una óptima maniobrabilidad gracias a sus herrajes elevables. Cada habitación dispone de un patio que se aglutina alrededor de un pasillo central que, a su vez, vertebra los otros usos y une todos los espacios.

Así, el material elegido para protagonizar la obra ha sido el aluminio y la construcción se ha realizado con paneles de madera contra‐laminada, ligeros y de construcción seca. El resultado: en tan sólo 48 horas, se descargaron y se colocaron los paneles de fachada, forjados y cubierta, optimizando al máximo el tiempo de ejecución de la obra.
En el interior de la vivienda los únicos paneles que quedan a la vista son los de cubierta lo que conlleva que todas las instalaciones, tanto de agua como de electricidad, se ubiquen en la capa de pendientes, algunas de ellas descienden por los tabiques de placa de yeso laminado y otras por la cámara de la fachada. La fachada ventilada, de tan sólo 173 mm de espesor, está formada por un panel de madera contra laminado, un aislante de lana mineral de 60 mm y paneles de chapa de aluminio anodizado. La textura y el color de la misma establecen una relación abstracta con el paisaje, en permanente cambio.

“Una bomba de calor geotérmica es la encargada de proporcionar el confort necesario tanto en invierno como en verano. La apuesta por emplear sólo el subministro eléctrico simplificó también la ejecución. La inversión en geotermia ha aportado un resultado óptimo: 30,21 kwh/m2 año. Teniendo en cuenta que la planta semisótano es un despacho profesional con entre 8 y 10h de funcionamiento diario, esta eficiencia es formidable”, afirma el arquitecto.

La vivienda ganó el premio en la categoría VIVIR del “Palmarés Architecture Aluminium Technal 2013” donde el jurado, presidido por Ramon Sanabria, destacó “su clara disposición en el lugar y el aprovechamiento inteligente de la topografía. La claridad de la configuración de la planta y la relación que se establece entre ámbitos privativos. La austeridad en la elección de los materiales, capaz de dar al conjunto una imagen singular y especial combinando muy pocos elementos”

Obra: Vivienda unifamiliar
Ubicación: Quart, Girona
Arquitecto: Ricard Turon Vich
Carpintería de aluminio: Technal
Industrial instalador Aluminier Technal: Lumiscar
Soluciones Technal empleadas: ventanas practicables y correderas Saphir y correderas Galene
Fotografía: Pere Masó