Dos viviendas adosadas abiertas al paisaje con ventanas Technal

Casa Ripollés-Manrique

Dos viviendas adosadas abiertas al paisaje con ventanas Technal.

 

El diseño de la casa Ripollés-Manrique realizado por el arquitecto Teo Hidalgo Nácher trata de conciliar deseos particulares y valores communes estableciendo continuidad entre dos viviendas unifamiliares adosadas y el paisaje contiguo. La geometría irregular y la pendiente pronunciada del terreno, así como el respeto a las parcelas anexas y a un paso peatonal, condicionaron por complete la resolución en planta de las viviendas. Su sección responde a la voluntad de integrar las casas en el entorno y de mantener las vistas exisetntes al mar desde la calle de acceso.

 

Las dos viviendas son iguales, pero también diferentes. Se repiten los mecanismos, a la vez que se van produciendo pequeñas variaciones. La primera transformación del terreno se produce tras la construcción de un muro de contención de hormigón armado que divide el terreno en dos niveles separando la zona de acceso en planta primera del jardín situado en planta baja. “Las casas se explican en su recorrido”, comenta el arquitecto Teo Hidalgo Nácher. Desde la calle exterior se ven el horizonte y las cubiertas; luego tras el acceso principal y el muro de contención, se descubren los patios. “Una vez dentro, bajamos y descubrimos el espacio más generoso de la casa. Detrás, el patio es ahora un lucernario; a los laterales, dos jardines; frente a nosotros, el paisaje…”, describe Hidalgo. Al final tenemos una planta primera ocupada por las zonas de uso privado y una planta baja pensada como un espacio diáfano organizado en torno a la escalera capaz de generar espacios menores o rincones a definir por los usuarios. Este espacio se abre y se extiende al exterior de la casa a través del patio trasero, de los jardines laterales y la terraza principal.

Preservar las vistas y la intimidad

Los propietarios de la vivienda pecisaban tanto mantener su privacidad, como abrirse a un paisaje lejano con el mar y la plana de fondo. A estos deseos se les añadían contar con la major iluminación y ventilación natural possible, crear amplios espacios de uso común bien comunicados con el jardín y emplar el menor número de materiales posibles. Estas necesidades se acaban solucionando con ventanas practicables dispuestas cuidadosamente en los muros, así como con grandes correderas que dan a patios interiores y exteriors y a vistas únicas del paisaje, y que se combinan, a veces, con paneles acristalados fijos. Todas las opciones se han definido con la gama Soleal de Technal en acabado gris claro.

El proyecto Casa Ripollés-Manrique fue una obra seleccionada en los premios Palmarés Architecture Aluminium Technal 2013.

Obra: Casa Ripollés-Manrique

Emplazamiento: Benicassim (Castellón)

Arquitecto: Teo Hidalgo Nacher

Arquitecto técnico: Felipe Garcia

Industrial instalador Aluminier Technal: Sistemas Vicente Pascual SL

Soluciones Technal: Ventanas fijas, practicables y correderas Soleal

Fotografía: José Hevia